El Pueblo de las Escaleras
La Puerta del Turismo del Sureste

 

 

Plaza de Gurabo


 



 

La bandera de Gurabo consta de once franjas,. seis verdes y cinco amarillas. Este símbolo patrio lleva los colores del escudo, verde y dorado y su diseño alude a las cinco escalinatas características del pueblo

 


El escudo municipal se compone de una cruz patriarcal y de dos escusones, ambos localizados en un fondo verde. La cruz representa a San José, patrón del municipio y los escusones simbolizan a Luis del Carmen Echevarría, su fundador. El escusón de la derecha muestra un jarrón con tres tallos de azucenas y alude a  Zafra, en Extremadura, España, de donde proviene el fundador del municipio. En el escusón del lado izquierdo hay una cruz de lis, ligada fonéticamente al nombre de Luis.

La corona mural de tres torres que aparece encima del escudo es el timbre genérico con el que denomina a los pueblos.

 

 


Plaza de Gurabo

 

 

 

Historia- El Pueblo de las Escalera

El 17 de noviembre de 1812, los residentes del barrio cagueño de Gurabo se reunieron a discutir la transformación de dicho barrio en municipio. Las razones para la solicitud eran la lejanía del pueblo de Caguas y la dificultad para adquirir servicios médicos, judiciales y religiosos. En la reunión, Luis del Carmen Echevarría fue escogido para representar a los vecinos en la gesta del establecimiento como municipio independiente.

De acuerdo con los expedientes de fundación del pueblo, el territorio escogido para establecer el pueblo no sólo abarcaba el barrio Guarabo, sino también parte del territorio Trujillo.

Tomado-Primera Hora
4-2406

 

 

ORIGEN DE GURABO

Su origen data de los tiempos prehistóricos. Topónimo indio-antillano proveniente del río que cruza su territorio; río Burabo. Se cree que se origina de Barabo; bara que en el lenguaje taíno quiere decir extensión acuática; y abo que significa arroyo o río. Para la época de la fundación de Gurabo como pueblo ya el nombre taíno, Burabo, estaba en desuso, siendo sustituido por Gurabo.


Geografía
Localización: Gurabo está localizado en el centro-este de la isla mayor del archipiélago de
Puerto Rico.
Límites: Gurabo colinda con Trujillo Alto por el norte; San Lorenzo por el sur; Carolina por
el noreste; Juncos por el este y Caguas por el oeste.


Extensión: El territorio del municipio de Gurabo consta de una superficie de 27.95 millas2
(73Km2), o sea 18,418 cuerdas. Lo componen 9 barrios rurales y la zona urbana del pueblo.


Geología: El territorio de Gurabo está compuesto por depósitos aluviales, rocas volcánicas y plutónicas. En los suelos existen las series Múcara y Caguabo. Otros existentes, a menor escala son, Dique, Humata, Montegrande, Naranjito, Juncos Morada y Sabana.
Ríos: Gurabo es parte de la cuenca hidrográfica del Río Grande de Loíza, o Río Cayrabón, su
nombre indígena. Por esta región atraviesan los siguientes ríos: Río Grande de Loíza, Río
Gurabo y Río Valenciano de Juncos el cual desemboca al Río Gurabo.
Quebradas: Algunas de las quebradas que riegan el suelo gurabeño son: Adentro, Andrés
Moreno, Avispa, Celada, Chispa, Diente de caballo, Jaguas, Hato Nuevo, Infierno, Limones,
Mosquitos, Peñón, Piñal, Quebrada seca y Quebrada Teresa.
Lagos: En la cuenca del Río Grande de Loíza se encuentra el extremo sur del embalse
Carraízo en territorio gurabeño.
Saltos de Agua: Entre los saltos de agua encontramos “El Salto’’ en el barrio Celada.
También se encuentran pequeños saltos de agua como el salto Santa Rita.
Manantiales: Los manantiales Juan y El Monteson de los más conocidos en Gurabo

 

 

 

La Historia de Gurabo
En un valle rodeado por verdes colinas y montañas en fértiles terrenos aluviales dela zona centro-oriental, gente de fe, constancia y valor, fundaron la Puerta del Este de la isla grande de Puerto Rico: Gurabo.

Desde antes de arribar los colonizadores, esta región, que luego fue llamada “El Rincón” por los españoles, tenía una gran importancia política y económica para los aborígenes. En los informes y crónicas de los conquistadores y del mismo Juan Ponce de León cuando éste arribó para colonizar la Isla en 1508, se hace mención de los importantes conucos o sembradíos de yuca que existían para entonces.

El primer gobernante nativo de esta región del cual se tenga conocimiento lo fue el gran cacique Francisco Guaybanex, también conocido por Caguax. Desde la ribera oriental del Río Grande de Loíza que acariciaba el suelo gurabeño, atravesando por la colina del Piñal, en el Barrio Rincón hasta llegar a las alturas en los barrios de Santa Rita y Masas, se han encontrado petroglifos y yacimientos que indican la antigüedad de varios asentamientos
indígenas.

Los ricos suelos y la naturaleza deleitaban y prosperaban junto al cántico del ruiseñor invitando a la población española a establecerse en el Valle del Turabo. El primer caserío se formó en terrenos cedidos por la Corona Española, mediante cédula de vecindad a Don Sebastián Delgado de Rivera en 1627. Los descendientes de Don Sebastián y su esposa Doña María de Jesús Manso de la Torre poblaron al este del Río Grande de Loíza, en un lugar elevado en las colinas llamado “El Piñal” por la abundancia de estas frutas autóctonas cultivadas por los Taínos. Se erigió en este lugar una ermita bajo la advocación del Dulce Nombre de Jesús.

Esa ermita llegó a convertirse en la principal iglesia de la región y dio origen a la aldea también llamada “El Piñal” en territorio que hoy día conocemos como el Barrio Rincón. De esa aldea surgen los primeros pobladores y la historia de dos municipios.
Caguas que recibe la titularidad de pueblo en 1775 y Gurabo que la recibe el 28 de noviembre de 1814. Todavía se conoce como “El Piñal” la colina frente a la antigua Hacienda Santa Bárbara en el Barrio Rincón de Gurabo. www.GuraboPR.com 2

El 11 de noviembre de 1812, 168 jefes de familia y vecinos de Gurabo se reunieron en Juncos ante el Teniente a Guerra de Juncos, y varios testigos para promover la separación política de Gurabo y Caguas y su consecuente fundación como pueblo. Además de los peticionarios, estuvieron reunidos el apoderado y 14 poderdantes para un total de 183 vecinos de las 1,488 personas que vivían en territorio gurabeño según el padrón o censo de la época. Los allí reunidos dieron poder al insigne Don Luis Del Carmen


Echevarría para que solicitara al Gobernador la autorización de titularidad del pueblo. En la petición de formación de un nuevo pueblo, los pobladores expusieron cinco razones básicas utilizadas anteriormente con éxito por otros pobladores: la autosuficiencia
económica de ellos, la crecida población del barrio; lo distante y peligrosidad de los caminos para llegar al centro geopolítico de Caguas; el riesgo de cruzar los ríos que los dividían impidiéndoles cumplir con sus obligaciones espirituales y el temor a morir sin tener los auxilios sacramentales.

Esas razones fueron expuestas ante el Capitán General y Gobernador de Puerto Rico, Don Salvador Meléndez y Ruiz de Bruna quien dictó sentencia a favor de la fundación del pueblo
con la demarcación establecida por los primeros gurabeños: el 28 de noviembre de 1814.
Gurabo convertido en municipio con áreas que anteriormente pertenecían a Caguas y un poco de Trujillo Alto, comienza sus actividades políticas independientes con el nombramiento de su fundador, Don Luis del Carmen Echevarría como el primer Teniente a Guerra (rango equivalente a alcalde) a principios del 1815. Las autoridades de la Isla enviaron un “Capitán Poblador” para diseñar la zona urbana del pueblo, de acuerdo a las estipulaciones de “Las Leyes de Indias”. Se determinó comenzar la
zona urbana al margen sur del Río Gurabo, con una cuadrícula que llevaría en su centro la plaza pública con la iglesia al lado sur de esta y al norte del Camino Real que unía a Caguas con Juncos. Los terrenos de este casco urbano fueron comprados a Don Marcos Dones, quien era oriundo del vecino pueblo de Juncos.

Así comienza a cimentar la planificación y desarrollo de un valeroso pueblo que a través de su historia, crea profundas raíces agrícolas, surge perfumado a flor de tabaco, a melaza y a cañas maduras, repleto de verdor en su entorno y de guajanas por doquier.

 

 

 

 

 


Gurabo está localizado en el centro este de Puerto Rico. Colinda al norte con Trujillo Alto, al sur con San Lorenzo, al oeste con Caguas y al oeste, con Carolina y Juncos.

Su superficie es de 73 km cuadrados o 28 millas cuadradas.

De acuerdo con el censo del año 2000. Gurabo es el hogar de 36,743 personas.

Topografía: Gurabo pertenece a la región del valle de Caguas. En el norte se encuentra la cuchilla de Hato Nuevo, cuyo punto culminante es el Cerro La Silla, ubicado en el barrio Masa. En el sudeste del municipio existen otras elevaciones que pertenecen a la Sierra de Cayey.

Hidrografía: Gurabo tiene algunas quebradas que son afluentes del río Grande de Loiza. Este río le sirve al municipio como límite con el municipio de Caguas.

Tomado Primera Hora-4-24-06

 

 

 


Centro de Exposiciones

 

 

HIMNO

En un valle rodeado por montañas
nace un pueblo de entre el barro.
Con valor fue creado por un hombre de fe
y constancia para honrar y alabar al creador.

Es gurabo un pueblo con mucho orgullo
de costumbres, de cultura y devoción
donde el tiempo se detiene ante el arullo
de su gente, de su historia y tradición

Coro:
Gurabo es mi pueblo, es mi hogar
es mi vida, es mi orgullo, es mi cantar,
es mi música, es mi sueño, es mi luchar,
mi instrumento de alegría y mi soñar.

Gurabo es mi pueblo, es mi hogar
escalera al paraíso terrenal
de las voces de su gente surge el himno
que se cantará por toda la eternidad.



Autor: Miguel Monserrate.

 

 


Alcaldia




Angel Viera Martínez (1915-2005) Abogado y político. Fue miembro fundador del PNP y electo representante a la Cámara en las elecciones de 1968, 1972, 1976 y 1980 y presidió el cuerpo en 1981. 

Luis del Carmen Echevarría - Fundador del municipio. En 1812 dirigió a los 168 jefes de familia para lograr que Gurabo fuera reconocido como municipio independiente.

Angel Celestino Monclava-Violinista Internacional. Participó en conciertos en Venezuela y México


Angel Celestino Morales Matías González García (1866-1938)
se inició como escritor bajo la protección de Manuel Fernández Juncos, aportando valiosas colaboraciones a la mayor parte de los periódicos de la época. Cultivó el cuento, la novela, el ensayo y se adelantó a los intelectuales de su generación en el tratamiento de los temas raciales a través de la dura vida del cañaveral.

N

Nilda González Monclova
figuró prominentemente en los comienzos de la televisión como libretista y actriz. También ha trabajado como profesora en la Universidad de Puerto Rico.

 

 

 

Alcaldía


Escaleras de Gurabo

 

Centro de Bellas Artes

 

Monumento de entrada al pueblo